Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Personal’

 

 

 ¿Cuando poner punto final a un capitulo de nuestra vida?¿Será que quizás no ha finalizado?

 

 

En lo personal siempre he tenido problemas en cuanto a cerrar un capitulo en mi vida. Es como si me hiciera un autoengaño con una mínima esperanza que aun podré seguir escribiendo en esas mismas hojas. Es increíble como esa mínima esperanza uno la magnifica inconscientemente y  en el intento de abrir un nuevo capitulo este le opaca. Ya lo considero un problema que ocurre no cuando son cambios sino cuando son cambios inesperados que tenemos que enfrentar.

 

Por ejemplo: Cuando inesperadamente uno cambia de un colegio a otro y tenga que dejar todos mis planes y rehacer mi vida otra vez con personas que apenas conocía, entre otras. A muchas personas se les resulta mas fácil cambiar de pagina pero creo y lo vivo que a otras no.

 

¿Será que seremos más débiles que otras? Bueno o ¿será que ellos se las dan en mas fuertes que nosotros?

 

Y para aquellos capítulos que aun creemos que no han finalizado debido a que quizás la pequeña piedra que vimos como obstáculo se convirtió en una razón para finalizar por lo difícil que vemos ese salto. Siempre hay que analizar muchas cosas antes de tomar decisiones que pueden cambiar el curso de nuestras vidas.

 

Por mas experiencias que creemos que tengamos, por mas libros que hemos leído y por mas opiniones que nos den nuestros allegados. Lo único que le podría decir queridos lectores es que el único que podría ayudarnos y que me ha ayudado es Dios. No hay nada ni nadie en el mundo que el no conozca, y nuestra mejor guía ante cualquier toma de decisión y saber cuando poner ese punto final es El.

 

Confia en el Señor con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento. Reconócele en todos tus caminos, y El enderezara tus sendas.

 

Proverbios 3:5-6

 

Miss. Eyre

 

Read Full Post »

clip_image002

Me encantan los fines de semana (a quien no…), ¿por qué? Puedo despertar y quedarme un par de minutos acostado sin necesidad de hacer nada. No tengo que apurarme para ir a trabajar, ni siquiera hablar con nadie. Solo me quedo ahí con los ojos abiertos y la mente en blanco. Creo que estos son de los pocos momentos de calma que tengo.

Siempre he tenido como misión personal estar calmado en todo lo que hago ya que pienso que me permite tomar mejores decisiones, estar más concentrado y en última instancia, vivir una vida libre de estrés.

Esto es lo que estoy intentando y hasta ahora me ha estado funcionando:

1) Me olvido de las cosas que no puedo resolver ahora

Por ejemplo en mi trabajo como soporte técnico, hay un montón de problemas que necesitan resolución. Algunos son críticos y difíciles de resolver y no puedo dejar de pensar en ellos ni en mi casa. Esto no es malo ya que se supone que no debo traer el trabajo a casa. Entonces establecí una regla: Nada que no pueda resolver ahora, lo olvidare hasta mañana.

¿Cuál es el punto de pensar en un problema del sistema que está en la empresa, cuando me encuentro en mi casa? Mi vida merece una mejor atención de mi parte. Algunos piensan que pensando en el problema estando en mi casa, me podría tropezar con la solución y el trabajo mañana se me haría mucho más fácil. Personalmente creo que no vale la pena sacrificar mi tiempo personal y familiar. Los sistemas del trabajo podrían estar ahí por 10 años, pero no podría ir atrás o recuperar el tiempo de mi vida que perdí.

2) Vivir en el Ahora

Esto es por mucho una de las mejores técnicas para lograr ser tan calmado como un Monje Zen. Un ejemplo de cómo aplicar esto es cuando me levanté este fin de semana: no tenia que pensar en nada más que en disfrutar el quedarme tirado en mi cama. Lo mismo aplica para todo lo demás que hacemos.

Si estoy escribiendo esta entrada del blog, dejo de buscar y revisar artículos interesantes. Eso lo hago más adelante cuando tenga tiempo. Para algunos quizás sea una pérdida de tiempo, ya que podemos hacer mucho con nuestra capacidad “multitasking”. Estoy de acuerdo, pero tenemos que entrenar nuestras mentes a que por momentos se concentren en una sola cosa y en nada más. Créanme cosas milagrosas pasas cuando uno se concentra.

Una vez comencé a hacer estas cosas, me concentro mejor en todo lo que hago. Después de un tiempo, uno deja de preocuparse de lo que el futuro tiene para mí. Mientras nos mantengamos dentro del plan todo va a estar bien. Tenemos un plan, ¿verdad que si?

3) Aprender a soltar

No todos los problemas en la vida se tienen que resolver. Algunos problemas son para que alguien más los resuelva, como la cura del cáncer entre otros. Otros son para no resolverse de ninguna manera. Por ejemplo si uno tiene un jefe “malvado” y hace lo posible para resolver eso, lo reporta a sus superiores o hasta va a la secretaria de trabajo, pero la situación no cambia. Lo único que uno puede hacer es o renunciar y buscar otro trabajo o aguantar al tipo. De todas formas el tipo va seguir siendo un fatal desgraciado.

Al final no podemos resolverlo todo. Entonces hay que soltarlo, parar de tratar de resolverlo. Minimizamos el daño y continuamos con nuestras vidas.

4) Poner un límite a las técnicas mencionadas arriba

Esta es la técnica más importante de todas. Hay casos en que estas técnicas no son validas.

Por ejemplo la técnica número 1 dice que olvidemos lo que no podemos arreglar ahora, hay algunos casos en que esto no aplica: tal vez algo que pueda hacer que uno pierda su trabajo si no se resuelve a tiempo o un problema familiar. Esto se aplica a las otras dos técnicas.

Estar calmado es importante pero no a expensas de perder nuestro trabajo o familia. Algunas cosas requieren urgencia y necesitamos reconocer cuáles son esas cosas.

Estar calmado no significa que tenemos que ralentizar nuestras vidas. Uno puede ser muy activo y hasta agresivamente activo en la vida, acelerarse para llegar al trabajo, cumplir con plazos de tiempo, etc. Pero estas pequeñas técnicas me están ayudando a mantenerme calmado en este mundo de caos.

Sr. Cervantes

Read Full Post »